¿Que pasará con mi jubilación?

Con la que está cayendo y lo que nos cuesta vivir el presente… como para mirar al futuro, pero si todo sale bien, crucemos los dedos, llegaremos a viejos. Llegará ese día en el que tendremos que dejar de trabajar, porque nuestro cuerpo o cabeza no soportarán nuestro trabajo, o llegará el día en el que podremos dejar de trabajar, porque hemos estado cotizando a la seguridad social, y nos espera nuestra ansiada pensión. 

Ante la situación actual algún catastrofista dirá que nos vamos a quedar sin pensión, y yo no le doy la razón, pero hay que ser cautos con el tema de las pensiones. El sistema español, se parece mucho salvando las distancias a las estafas piramidales tipo «Madof» el tema es, coger lo que viene por una mano, y soltarla por la otra, las pensiones que se pagan, se pagan en principio con las contribuciones de los actuales cotizantes, y tal y como se está invirtiendo  la pirámide poblacional llegará un día en el que habrá muchos pensionistas, que vivirán más años y poca gente para sustentar el sistema, esto es a priori, si todo sigue como está, pero el efecto de la inmigración puede amainar el problema. 

Lo que si que tenemos que tener claro, es que el nivel de vida que tendremos con nuestra jubilación no va ser el mismo que teníamos en activo, nuestro sueldo puede verse sensiblemente reducido tras pasar nuestra edad de jubilación actualmente 65 años, en pocos años (año 2027) 67 años, y cuando me toque a mi…70 como mínimo. 

El tema es que con la jubilación se calculan dos cosas: 

  1. El % de la base que vamos a cobrar, que será del 100% si trabajamos 35 años con las normas actuales, en 2027 habrá que haber cotizado 37 años.
  2. La base a la que le aplicaremos ese %, para calcular esta base, se hace una especie de media, dividimos el sueldo de 180 meses entre 210, es decir se tienen en cuenta los sueldos de los últimos 15 años, que pasará progresivamente en 2022 a contarse los últimos 25 años. Por este factor ya vamos a ver reducida nuestra pensión, a priori cuando más avancemos en nuestra vida, si la vida nos sonríe, iremos ganando más, así que nuestro último sueldo y nuestra pensión pueden distar mucho (y no olvidemos que dividimos 180/210 así que la cifra será más baja).

Después también hay que tener en cuenta que hay pensiones máximas, y máximos a la hora de tomar el sueldo, pues no se cuenta aquella parte del sueldo por encima de 38.761€ para calcular la base de nuestra cotización, si cobramos por encima de ello la diferencia entre nuestro último sueldo y nuestra pensión puede ser alta. 


También cabe hablar de los trabajadores por cuenta propia (autónomos), los cuales tienen la tendencia de cotizar por lo mínimo posible (850€ al mes, aunque realmente ganen más), pues es más importante el pan de hoy, que el hambre de mañana. 


Por todo ello, y sin pensar en que nos vamos a quedar sin una jubilación que nos cubra nuestras necesidades básicas,  hay que ser consciente que nuestro nivel de vida puede verse muy afectado, cuestión que hace que debamos tener en cuenta aquellos productos financieros o seguros de los cuales hablaré en próximas entradas, a los que realizando aportaciones a lo largo de nuestras vidas nos ayudarán a cubrir ese hueco entre nuestro último sueldo y nuestra pensión

1 Comentario

  1. David Pazos Carballal

    Os invito a comentar, y a corregirme si me he equivocado en algo.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *