Seguros de Ahorro Unit Linked, la trampa al Fondo de Garantía de Depósitos

En los últimos tiempos debido al nuevo marco regulatorio con el que tiene que convivir la banca, que ya he explicado en anteriores post, hace que tengan que agudizar el ingenio para abaratar el coste de sus recursos, esto ha hecho que aparezcan nuevos productos de ahorro no habituales en el cliente minorista en los últimos tiempos, como los pagarés u obligaciones, ha hecho que se comercialicen cada vez más los fondos de inversión que ofrecen una rentabilidad garantizada en un plazo concreto, y entre otras estrategias para esquivar el nuevo marco regulatorio, se han puesto algo más de moda los seguros «Unit Linked». 

¿De que se trata este tipo de seguros, con un extraño nombre? 

Son seguros de vida en los que el tomador asume el riesgo de la inversión, es decir el riesgo financiero se traslada de la aseguradora al tomador, soportando la aseguradora únicamente el riesgo actuarial.

Se trata de un seguro de vida en el que, junto con un capital de escasa cuantía para caso de fallecimiento (en algunos casos rondan los 600€), el dinero de la prima se invierte en nombre y por cuenta del asegurador en participaciones de IIC y otros activos financieros elegidos por el tomador del seguro (aquel que paga la prima del seguro), que es quien soporta el riesgo de la inversión.

Por tanto, el tomador designa los activos en que se quiere invertir, pudiendo modificarlos con posterioridad.

Este tipo de producto tuvo un gran sentido cuando no se permitía traspasar de un fondo de inversión a otro sin tener que tributar. Actualmente si tenemos un fondo de inversión, cuando nosotros vendemos las participaciones, si obtenemos una ganancia tenemos que pagar los impuestos, mientras que no los vendamos no pagaremos el impuesto; si nosotros queremos pasar de un fondo a otro podremos hacerlo sin pasar por la caja de hacienda en la actualidad, y no tributaremos hasta que hagamos líquida nuestra inversión. Pues en su día esto no estaba permitido, lo que el Seguro Unit Linked, nos permitía bajo una misma póliza modificar las inversiones en las que teníamos la prima que habíamos entregado a la aseguradora, por lo que con la eliminación del «peaje fiscal» para los fondos de inversión dejaron de tener un gran uso. 

El nuevo marco regulatorio los ha saltado a la palestra, pues permite ofrecer tipos de interés por encima de las referencias marcadas por el banco de España, sin incurrir en una aportación extra al Fondo de Garantía de Depósitos, ¿como se hace esto? La maniobra es sencilla. Regularmente todos los bancos tienen un operador de banca seguros, que trabaja con una aseguradora, y con los fondos que deposite la aseguradora en la entidad, no es necesario realizar aportaciones al FGD, por lo tanto el mecanismo es: 
– El cliente paga una prima para su seguro Unit Linked
– Esa prima la aseguradora lo invierte en un depósito de la entidad financiera, a un tipo por encima de la referencia que exigiría una aportación extra al FGD, pero al ser un depósito hecho por esta aseguradora, no se exige aportación al FGD. 
– El cliente tiene un seguro Unit Linked en el que han invertido su prima en depósitos. 


Parece que todos ganan, el cliente a priori tiene mayor rentabilidad que con un depósito, la entidad financiera no se ve obligada a aportar al FGD, pero hay que estar muy atentos a este tipo de productos, pues en ocasiones los quieren vender como un «depósito a plazo de toda la vida», cuando no es lo mismo, pues como podéis ver ese dinero invertido, no está cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos, y en los seguros Unit Linked se traspasa el riesgo sobre la inversión de la aseguradora al cliente, así que si en donde están depositados los fondos, no paga, podríamos quedarnos sin nuestro dinero, la cuestión es valorar la confianza que nos ofrece la entidad financiera que está guardando esos fondos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *